La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Quiero morir mendigando tu pan.


No me puedo decidir.
No sé cómo te quiero amar.
Te quiero amar de todas las formas.
Pero, ¿por dónde empezar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario