La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Mi cabeza es una congregación de voces.

mi cabeza es una congregación de voces
y mi soledad es una congregación de adioses

si te he visto no me acuerdo y si me olvido no te enojes


ayer pensé que tenía el mundo entre mis manos



y hoy



hoy no sé

hoy no encuentro el norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario