la quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente

Oso horizontal.

agustina hace rato que no te escribo
te veo tan ocupada que no quiero molestarte con mis palabras torpes
pero hay algo que tenés que saber:
sos un pajarito y también sos un elefante,
veo tu capa azul, veo tu pelo hasta los hombros y veo lo blanca que sos
sonreís y me derrito
agustina dame bola
hacéme un lugarcito en tu pieza
te juro que me quedo al lado tuyo, en silencio, mientras escribís
el poema más grande del siglo
después te hago unos masajes y te ayudo a levantarte para ir a trabajar
¿qué tengo que hacer para acercarme a vos?
¡hola!
¡te estoy hablando!
agustina me gustás de punta a punta
guardo todas las tijeras te juro que no te recorto
yo sé que no es momento para pedirte que me dediques tiempo pero
con que te asomes a tus momentos vacíos y me imagines a mí me alcanza
por empezar a mí me alcanza
necesito la fórmula para llegar a tu agenda y llenarte la cara de flores
no soy tan buena como vos para decir
prefiero romperte el escepticismo de un beso
empujarte hasta la cama
y abrazarte ardiendo
como un oso horizontal

No hay comentarios:

Publicar un comentario