La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Tengo un elefante.

si me preguntás
la careteo muy bien
pero tengo un elefante pisandome el corazón
le suplico que se vaya
que me de respiro
pero él agita su trompa
y la organiza acá en mi cuello
un bandoneón podría parecerse a este canto
me duele elefante soltame
pero él insiste en que tengo todo para sentirme nada
y que el tiempo cura
pero el ahora duele
como un bicho hundiéndose en tu carne
si me preguntás
no tengo respuestas
sólo un ojo que mira hacia el norte y no comprende
elefante enseñáme
¿cómo se pisa lo que respira y gime?
¿cómo se olvida un horizonte verde?
¿cómo me salgo y me miro desde afuera y me toco y me leo y me abrazo?
¿cómo me amo otra vez
elefante
cómo me amo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario