La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

(...)

merecés lo que vendrá
una valiente, una insistente, una emigrante

que salga del paraguas cuando llueve
que juegue a ser un poco tonta, que moje su frente, que siga adelante

vendrá sobre una dulce calma sofocante  (...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario