La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Vengo de conocer todas las guerras.

cuidado conmigo, llanto
cuidado conmigo, nena
vengo de conocer todas las furias
vengo de conocer todos los ascos
vengo de conocer todas las guerras
las verdaderas guerras
insoportables guerras
las que se desatan entre uno y la tierra
sedienta boquiabierta
sedienta y toda sucia
mugrienta que te aplasta

¡porfiada siempre tierra!


cuidado conmigo, peste

cuidado conmigo, nena
puedo hacerte del color que más prefieras
puedo exprimir esas nubes
puede tocar mis estrellas
suelo limpiar mis renglones
suelo brillar cuando ensucio
puede volverse mi musa
vas a querer ser mi puerta

No hay comentarios:

Publicar un comentario