La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Podríamos.

Podríamos.  Tus ojos. Mi lengua. Vestidos. Manos abiertas al sol. Luna. Noche. Gritos. Podríamos. Estamos. Deberíamos. No sé dónde. Hay un lugar. Pieles. Voces. Besos. Dientes escondidos. Cielo blanco. Tacto puro. Te quiero. Te quiero. Te busco. Me pierdo. Tus piernas. Tu espalda. Un mate dulce, una piedra, una espina. Ay, una espina. ¿Dónde? ¿cuándo? ¿para qué? El olvido no existe. Los relojes muerden. No leo. No llego. No estoy. Miráme. Te cuido. Hay manos. Stop.

No hay comentarios:

Publicar un comentario