La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Me hablás y desvarío.

TAL VEZ
MI MENTE EN BLANCO 
NO SEA MÁS QUE UN ESCUDO
donde intento preservar la inocencia / salir a salvo de tus ruidos / cuidar el nido interno que sostiene la ternura / saltar hacia un espacio lleno de luz y tormenta / mojarme de otras aguas más calientes / tocar otros rincones más incautos / bajarme de tus barcos siempre fríos / correr hacia el renglón donde te borro y te aniquilo / parar con tanto fuego / quemar todos tus juicios / mirá cómo me pongo / me hablás y desvarío

No hay comentarios:

Publicar un comentario