La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Mi corazón es como un dios sin lengua.


todavía no sé cómo
pero voy a encontrar una puerta

y después de esa puerta otra puerta
y después de esa puerta otra puerta

No hay comentarios:

Publicar un comentario