La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

El amor se me muere en las manos.

el amor
se me muere en las manos el amor
se me vuelve pobre
se me torna olvido
no sé con qué cara voy a decirle “buen día” al mundo
no hay buenos días desde que el amor se me muere en las manos
estoy tratando de encontrar una luz que me sostenga
¡pero todos están tan ocupados!
a nadie le importa que el amor se me muera
a todos se nos muere algo
pero yo no puedo abandonarlo
yo no sé dejarlo sangrar hasta el silencio blanco
yo tengo que asistirlo con sudor y canto
yo tengo que abrir mi pecho y ampararlo
aunque ya no tenga ojos, ni cara, ni brazos
aunque sólo sea una canción
un pelo en un cuaderno
un poema
un pájaro
un árbol

No hay comentarios:

Publicar un comentario