La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Ojalá sea un pájaro.

estaba distraída
pensando en todas las caras que amé y no me amaron
no supe darme cuenta que tu amor era un milagro
pensé que ibas a olvidarme al segundo paso
no pude abrir la puerta cuando vos querías entrar
no te vayas
mirá
te estoy llamando como nunca
todo mi cuerpo es una sola voz que pronuncia tu nombre
voy a bailar para vos
te voy a llenar la panza de flores
te voy a asistir
te voy a cantar
no te vayas
mirá
seré luz si me encontrás
nunca me voy tan lejos como para que no me puedas encontrar
no desde el día en el que me ofrendaste tus lágrimas
y supe que tu cuerpo es el lugar donde yo quiero estar
te estoy llamando como nunca
no me sueltes
esperá
si lo pensás mejor te vas a dar cuenta que mi amor es una fuente sin fin
podés inclinarte y beber
los dioses me hicieron para que me bebas
no te vayas
mirá
adentro de mi pecho hay un conejo que no se muere nunca
y un gatito que maúlla y te acaricia las piernas con su cola
¿dónde vas a conseguir tanta dulzura?
es verdad
no pude abrir la puerta cuando vos querías entrar
pero miráme ahora
derribando paredes
haciendo un caminito de pétalos y puchos
invocando a los ángeles que conocen tu historia
para que me digan por dónde empezar a recorrerte
para que quieras quedarte
para que yo pueda verte
no te vayas
mirá
tengo los dedos rojos de tanto escribirte
llevo días y días construyendo este poema
será indestructible será irremplazable será una proeza
será todo lo que vos quieras que sea
pero ojalá sea un pájaro que te traiga hasta mi puerta
no te vayas
por favor
no me pierdas

No hay comentarios:

Publicar un comentario