La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Hay algo que te falta.

hubo una noche en la que bajaste tu boca del estante
y yo quedé como un bichito entre tus ojos

me decís que soy penumbras y hace falta
mientras tanto te encapsulo en mis recuerdos y te quiero

arrastrás kilómetros de tacos pretenciosos
arrimás con gran maestría tus derrotas repetidas
y sos bandera toda en los patiecitos de mi mundo
pero flameás triste porque hay algo que te falta

¡ay, el lenguaje del silencio!
y mi furia en vida cuando te aprendo sigilosa sin el beso que me salve
aunque siempre haya una soga, un gran murmullo
algo de vos que se desprende como pidiendo auxilio
y algo de mí que se acovacha
porque te pide permiso y ya sabe de antemano el desenlace

sucede que estás en el taxi que se aleja
y sos la hormiga que no tolera el caminito

bajás tu boca del estante
pero yo no puedo hojearte como a un libro

soy penumbras y es de noche
soy instante y es bastante

y quiero encontrarte
pero el miedo me encuentra a mí primero y no me suelta
y ya no puedo destripar mi humanidad sin consecuencias

todo está dicho y alguien ya habrá dado lo que traigo
¿seré un figurita repetida en tu letargo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario