La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Puentes y mangas.

vos me ves ahora así… sin nada
pero, en realidad, te estoy escribiendo todo el tiempo
y digo: qué lastima ¿no?
esto de encontrarnos tan bien y ya perdernos
el siempre y el nunca te quedan gigantes, lo sabemos
lo sé yo que me termino pronto y sin remedio
al menos en tus relojes que, aunque marcan mal, tienen su dueño

vos me ves, yo me divierto tanto con tus juegos
que me convencés a todo trapo de tu furia
y sos papelito en la basura
inolvidable

vos me ves así… sin nada ¡pero existo!
y aunque no lo creas, en las profundidades de mi mar
se elevan puentes por donde sí, 
nos ayudamos a existir querida

como todos los puentes que unen las tierras más indiferentes por tanta distancia
como todos los puentes que se ignoran sin saber que son lo mismo

como todos los puentes querida

alzándose astutos
impenetrables
capaces de burlarse de la incertidumbre más temida

únicos cuando se cruzan
fieles cuando se encuentran
y siempre 
por donde nos ayudamos a existir, querida

qué lastima igual ¿no?
que de siempre y de nunca te sobren las mangas
si así
vos nunca podrás arremangarrrrrrrte
tarambana


No hay comentarios:

Publicar un comentario