La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Demián.

"El amor no era un oscuro instinto animal, ni era tampoco una piadosa adoración espiritual. Era ambas cosas. Ambas y mucho más, era ángel y demonio, hombre y mujer en uno, hombre y animal, sumo bien y profundo mal."


No hay comentarios:

Publicar un comentario