La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Unos quieren y otros son.

Para el cobarde todo es demasiado amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario