La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Ovillo.

Me limpio, llego a casa y me limpio.

Busco mantras. Te adivino.*

Baile incierto. Baile mío.

Toco el techo. Toco el piso.

Me controlo. Me desquicio.

Veo verbos. Bebo vicios.

Me controlo. Me repito.

Me vomito. Me vomito.

Llego a casa y me vomito.

Pierdo mantras. Te desquicio.

¡Me arrepiento! ¡Te acuchillo!
¡Me arrepiento! ¡Te acuchillo!
¡Me arrepiento! ¡Te acuchillo!

Me asesino. Me asesino. Me asesino. 
Me asesino. Me asesino. Me asesino.

Y así sucesivamente hasta perder el hilo.

Hasta perder el hilo.
Hasta perder el hilo.

*hey, nena, te vuelvo algo divino

No hay comentarios:

Publicar un comentario