La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Tenéme paz.

Nunca te puedo decir del todo la verdad, porque no existe la verdad. Sólo te puedo decir “gracias por estar”. Aunque nunca llegues a los huesos de esta gran ciudad. Sabés que yo estoy bien si me pierdo y si no me olvidás. (Yo siempre te voy a mirar, aunque no nos podamos escuchar). En las canciones te encuentro (siempre) y en el paisaje no estás. No me importa. Sé que de esto se trata crecer (+ soltar). Que te extrañe no quiere decir que te vaya a buscar. Nos conocemos, sabés que no me puedo mover de mi lugar. Por eso hago estos puentes que son fáciles de atar. Porque quiero verme quieta y porque quiero caminar. Algún día voy a llegar. No sé adónde. Pero algún día voy a llegar. Tenéme paz. Tenéme paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario