La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

De qué.

¿de
qué
sirve
el lenguaje

cuando hay tantos triunfos en el subsuelo
rodeados de lombrices prolijas y ordenadas
que respiran iguales
hasta dejar pozos terribles de silencio?

¿por qué será
que hay demasiadas heridas cotidianas

y tanta cotidianidad en las heridas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario