La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

Españolísima.

a la vieja, claro

en resumidas cuentas: brilló-brilla-brillará como loca
y, cuando algo le encanta, así se queda
entonces para qué marcharse justo cuando llega el desenlace

la vieja baila mientras tanto
y ya no es vieja
sino pájaro

pájaro flamenco que, de una vez por todas, sonríe y declara
las castañuelas en alas me desenredan el alma
porque son mi pasión entre tanto desencanto

y ésa es su mueca al destino, su baile en la cara y el cuerpo

aunque duren los cuervos, llueva este asco y pesen los pies
brillará como loca
gritará con sus miedos
y caerá
de repente
en su centro

gracias a la vida
en su españolísimo centro

No hay comentarios:

Publicar un comentario