La quisiera lo más sencilla posible: desnuda, esencial, inocente.

¿El tiempo no me aplasta? ¿La carne sigue encima?

El tiempo
no me aplasta.

La carne sigue encima.

Y hay algo, hay algo
o hay alguien (sí, hay alguien)
hay alguien por acá que no se anima.

No, no soy yo.
No me miren así y stop.

Comprendan lentamente cada ruina.
Revuelvan los cajones.
Devuelvan las espinas.

No. No soy yo.

El tiempo no me aplasta.
La carne sigue encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario